Diputado Pedro Carreño se negó a presentar su informe de gestión ante la Comisión de Contraloría

El diputado Pedro Carreño (PSUV-Delta Amacuro) se negó este miércoles 24 de febrero a presentar el informe de su gestión como presidente de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional entre 2012 y 2015, ante los nuevos integrantes de esta instancia parlamentaria.

 

Carreño se rehusó a exponer su balance al considerar que la actual Comisión de Contraloría se está utilizando para “darle patente de corso a organismos internacionales dedicados a la extorsión”. Esta acusación fue la respuesta del parlamentario chavista al derecho de palabra que en la sesión del miércoles 17 de febrero ejerció el legislador Julio Montoya (PJ-Apure), mediante el cual solicitó reabrir el caso del Banco de Andorra.

 

Montoya señaló a una serie de exfuncionarios venezolanos por presuntamente haber participado en una red de corrupción y lavado de dinero en el Banco de Andorra, que manejó más de 4,2 mil millones de dólares. En particular, el representante mencionó los siguientes nombres:

 

  • Nervis Villalobos, exviceministro de Energía Eléctrica y expresidente de Cadafe.
  • Javier Alvarado Ochoa, exviceministro de Desarrollo Energético y expresidente de la Electricidad de Caracas.
  • Carlos Luis Aguilera, exdirector de la extinta Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip), exdirector de Relaciones Institucionales de la Presidencia de la República, exsecretario de la Presidencia, exviceministro de Gestión Comunicacional, exviceministro de Gestión Administrativa y expresidente de la Fundación Pueblo Soberano.
  • Diego Salazar Carreño, primo de Rafael Ramírez.
  • Alcides Rondón, exviceministro de Interior y Seguridad Ciudadana.

 

Carreño rechazó la denuncia de Montoya, a quien acusó de formar parte de una “red de extorsión”. Comparó a su colega opositor con el exmagistrado Eladio Aponte Aponte y el exministro Rafael Isea, quienes habrían ofrecido información sobre presuntas irregularidades al Gobierno de Estados Unidos a cambio de protección.

 

El asambleísta del Polo Patriótico opinó que, por el hecho de escuchar al dirigente de Primero Justicia y retomar el caso del Banco de Andorra, la mayoría de la Comisión de Contraloría está “inhabilitada ética, moral y políticamente”. Igualmente, cuestionó el proyecto de Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional, impulsado por la Unidad Democrática, pues a su juicio beneficiará a personas incursas en hechos de corrupción.

 

El diputado Guillermo Luces (VP-Aragua) criticó a Carreño y aseguró que su negativa viola el artículo 197 de la Constitución, que obliga a los parlamentarios a rendir “cuenta anualmente de su gestión a los electores y electoras de la circunscripción por la cual fueron elegidos o elegidas”.

 

Luces agregó que el oficialista también está vulnerando el artículo 49 del Reglamento Interior y de Debates de la AN, que reza: “Al final de cada período anual de sesiones ordinarias, las comisiones permanentes están obligadas a presentar cuenta de su actividad y a evaluar públicamente el trabajo realizado durante el año, con participación de ciudadanos, ciudadanas y organizaciones de la sociedad que hayan contribuido al desarrollo del mismo. En esa oportunidad se propondrá, además, el programa de trabajo del próximo período de sesiones”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*