Exmilitantes del PSUV figuran entre los afectados por la decisión de la AN

magistrados

Juan Francisco Alonso

Exmilitantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), jueces destituidos y miembros del en torno de la actual presidenta del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), magistrada Gladys Gutiérrez, son algunos de quienes resultarán afectados por la decisión de la Asamblea Nacional de dejar sin efecto la designación de los 13 magistrados principales y 21 suplentes que el anterior Parlamento dominado por el chavismo hizo apresuradamente en diciembre pasado.

 

 Entre los miembros del partido de Gobierno que terminaron vistiendo toga figuran el exvicanciller y exdiputado Calixto Ortega, quien fue nombrado miembro de la Sala Constitucional; o el exdiputado Cristian Tyrone Zerpa, quien fue enviado a la Sala Electoral, donde tiene algunos de los casos contra las elecciones legislativas.

 

 Sin embargo, dos de las designaciones más polémicas fueron la de Iván Darío Bastardo y de la de Juan Carlos Cuenca, como miembro principal de la Sala Civil y suplente de la Sala Plena. ¿La razón? Ambos fueron destituidos por la extinta Comisión de Funcionamiento y Reestructuración del Sistema Judicial el primero en 2007 y el segundo en 2005 y de acuerdo con la vigente Ley Orgánica del Poder Judicial no podrían volver a ocupar ningún cargo en esa rama del Poder Público.

 

Cambiando de rama

 

Entre los ahora removidos también hay varios que se mudaron desde otros organismos al TSJ. Destacando entre ellos al magistrado Luis Damiani Bustillos, quien pese a tener años como suplente, antes de lograr ser nombrado titular de la Sala Constitucional por la anterior Asamblea Nacional fue viceministro de Educación Superior.

 

Por su parte, Fanny Márquez antes de ser nombrada magistrada de la Sala Electoral fue vicepresidente del Centro de Comercio Exterior (Cencoex), laboró en la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) y en el Seniat.

 

 Lourdes Suárez Anderson, la hermana del asesinado fiscal Danilo Anderson, no tuvo que irse más que unas cuadras, pues durante años ocupó distintos cargos la Defensa Pública, uno de los organismos que integran el sistema de justicia. La superior de Suárez en esa instancia, Carmen Alvez, no tuvo tanta suerte, pues apenas fue ratificada como suplente de la Sala Electoral.

 

Ascendiendo

 

Varios colaboradores de la presidenta del TSJ, magistrada Gladys Gutiérrez, lograron también ascender y ser nombrados magistrados principales y suplentes. Ejemplo de ello son la abogada Eulalia Guerrero, quien desembarcó en el máximo juzgado procedente cuando a la funcionaria desde la Procuraduría General de la República; o Federico Fuenmayor, quien de miembro del equipo de abogados relatores consiguió ser nombrado magistrado suplente.

 

La lista de principales la completan Yanina Karabín (Sala Penal), Marcos Medina (Sala Político Administrativa), Vilma Fernández (Sala Civil), Francisco Velásquez (Sala Civil), Alfonso Jesús Jiménez (Sala Social) y la de los suplentes Mirna Mas y Rubi, Juan Carlos Váldez y René De Graves, de la Sala Constitucional; Jacqueline Sosa y Maygle Sosa, de la Sala Penal;  José Requena, Emilio Ramos, César Sanguinetti, Ismelda Rincón y Suyi Olivares, de la Sala Político Administrativo; José Ángel Armas, Aurides Mora y Ana Endrina Gómez, de la Sala Civil; Sonia Arias y Bettys Luna, de la Sala Social y Leixa Colins, Grisel López y Mary Ramos, de la Sala Electoral.

Publicado en Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*